martes, noviembre 27, 2007

LA VERDAD, PRESIDENTE



Publicado el martes 27 de noviembre del 2007
El Nuevo Herald - Miami / www.semana.com
Foto AP - Noviembre 8 de 2007

RAFAEL GUARÍN

''Sus palabras, sus actitudes dan la impresión de que usted no está interesado en la paz de Colombia sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC'', respondió Álvaro Uribe a la decisión de Hugo Chávez de congelar las relaciones en represalia por la decisión de finiquitar su papel en un acuerdo humanitario.

Como lo escribimos en esta columna, la verdad, presidente Chávez, es que su intervención siempre estuvo atravesada por la pretensión de expandir la revolución bolivariana y de una doble agenda que comprendía el apoyo al plan estratégico de las FARC. Era ingenuo pensar que se trataba de un acto de humanidad al margen de la construcción del ''bloque regional de poder'' que requiere el socialismo del siglo XXI. Más que la liberación de los secuestrados usted vio una oportunidad de construir las condiciones propicias para que su modelo se abriera paso en Colombia.

Desde un comienzo la puesta en escena se confeccionó con mentiras humanitarias. Una fue su encuentro en Miraflores con las FARC. ¡No fue un encuentro, fue un reencuentro! Raúl Reyes dijo al diario La Jornada de México el 3 de septiembre pasado que lo conocía y que habría ''muchas veces más para estar personalmente'' con usted, además que es un hombre ''afable''. Qué bueno que le cuente al mundo ¿cuántas veces se han reunido? ¿Dónde? ¿Acaso en el campamento de las FARC en Venezuela, del cual le informó el gobierno colombiano hace varios meses? ¿Con qué propósito? ¿Será todo esto resultado de su afabilidad?

Uribe no podía tomar una decisión distinta. Usted se dedicó a mostrarlo como el obstáculo para el acuerdo humanitario, desconoció su propia palabra al omitir informar sobre la reunión con el delegado de la guerrilla y violar la confidencialidad de las conversaciones. Pero el límite se cruzó al evidenciarse que con la senadora Piedad Córdoba se dedicó a tejer un cerco de presión internacional sobre Uribe, que a la postre significaría el quiebre de la política de seguridad democrática, una victoria para las FARC y un avance en su reconocimiento de beligerancia.

No hubo ni un solo progreso concreto a favor de los secuestrados, en cambio sí muchos para las FARC. En vez de trabajar con prudencia y sigilo, presidente Chávez, se esmeraron por dar carácter político a ese grupo, al punto de pedir al mandatario francés su exclusión de la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea.

También consiguieron que éste se comprometiera a pedir a Bush que apoyara la exigencia de las FARC de una reunión entre Marulanda y usted, con la asistencia del mismo Sarkozy, posibilidad que había sido enfáticamente negada por el gobierno. Es decir, convirtieron la mediación humanitaria en el brazo diplomático de las FARC y en un instrumento con el que buscaban arrodillar a Uribe y a Colombia entera.

Además, trascendió que para las FARC el ''intercambio tiene que confluir en un proceso de paz a través de una Asamblea Constituyente'', lo que patenta que el acuerdo no tiene nada de humanitario pero sí mucha importancia dentro del plan estratégico de la guerrilla que incluye un gobierno tran-

sitorio, del cual su obsecuente mensajera habló con el guerrillero Simón Trinidad, preso en Estados Unidos.

Asimismo, presidente Chávez, las pruebas de supervivencia prometidas no llegaron, aunque con seguridad aparecerán ''inocentemente'' en manos de Córdoba cuando las FARC crean que son más efectivas para erosionar y constreñir al gobierno, incluso, en esa lógica, es predecible la liberación de algunos secuestrados, a lo que Uribe se anticipó con la bienvenida a gestos unilaterales.

Tampoco, teniente coronel, nada se adelantó en cuanto al despeje de Florida y Pradera. Las FARC lo exigen para negociar el acuerdo y reclamarán probablemente desmilitarizar nuevos territorios para efectuar la liberación. Igualmente, se conserva la demanda de excarcelar a todos los guerrilleros para que vuelvan a delinquir, nada más ni nada menos que 1,656 criminales, según datos del INPEC.

Uribe erró, o tal vez calculó mejor. Es factible que sabiendo que su participación tarde o temprano era inevitable, prefirió que se diera ahora y no como usted hubiera querido: 6 meses antes de la elección presidencial del 2010. La verdad, camarada Chávez, queda claro que no fue una ''tonta'' excusa ni una ''traición'' la que produjo su retiro como mediador, sino transformar un acto humanitario en una plataforma de guerra política de las FARC.


10 comentarios:

  1. A veces las miradas profundas son las más superficiales. Todos se equivocaron, todos perdieron... pero lo claro, es que Uribe tiene un gobierno de guerra, que el comisionado de paz es sólo un vocero del gobierno y no un real mediador y que este país está condenado "a no tener una segunda oportunidad sobre la tierra".

    ResponderEliminar
  2. Segunda oportunidad para la guerra o para la paz?
    Si es para la primera apoyen a Chavez y las Farc, pues no se necesita ser un genio para saber que son los enemigos de Colombia.
    Si es para la segunda, el Presidente Uribe hizo lo correcto, además está defendiendo nuestra soberanía.

    ResponderEliminar
  3. Ambos presidentes haciendo lo suyo, a su estilo. hacia su gente. En fin... Ellos siguen felices, comiendo...

    ResponderEliminar
  4. Señor Guarín. ¿qué hay de malo en un gobierno que piense en el hambre de la gente: qué no mida mal la inflación, que no se rife las transferencias a su favor, que mida bien el desempleo, que no venda el lavado de dólares de los narcos como crecimiento económico, qué no tenga comisionados de guerra sino de paz, que no sea racista, que no comulgue con los sinverguenzas de la jerarquía católica, que haga una reforma agraria (acabar con el latinfundio), que muestre que la riqueza se crea en la producción de bienes y servicios y no en la posesión de la tierra, que para firmar un tratado de libre comercio nos vuelva primero competitivos en bienes y servicios con valor agregado (alto) y construya primero carreteras, puertos y aeropuertos, que hay de malo que una persona de raza negra llegue al poder, o un indigena, que una persona que no tenga unos apellidos de abolengos llegue al poder, que no sean simplemente cuotas para aparentar democracia, qué hay de malo en ello?. Este gobierno está claro no son las FARC, ¿está seguro que es el de Uribe?, Mi país necesita un gobierno que instaure el voto obligatorio, que devuelva la educación civica a los colegios, que tenga más canales de televisión culturales y educativos, que la prensa no sea intervenida por este, que el procurador sea elegido por voto popular, que el fiscal no parta de una terna gobiernista, ni mucho menos el contralor, tampoco el registrador, que los magistrados de la corte constitucional sean elegidos por cooptación, que la inflación sea bien medida, que la productividad se mida y los salarios se ajusten con inflación + productividad. Que se regule bien la educación y no se habran más negocios de garage como universidades, mayores inversiones en I + D, que se construyan dos millones de vivienda digna (200000 de ellas en Cartagena) para 8 millones de colombianos. No me diga que no hay plata, lo que hay son muchos intereses. A las FARC y ELN se les combate, se les derrumba con el control al tráfico de drogas, con inteligencia militar (sí en Colombia la hay) y con empleo, con vivienda digna, con educación, con salud, mientras existan tantas desigualdades en el país, creame señor vocero del gobierno disfrazado de periodista (por favor!) habrán en las universidades colombianas y extranjeras jovenes idealistas con ganas de formar movimientos revolucionarios y creame sus vidas ya no les importa porque están movidos por altruismo. No me contradiga con respecto a argumentos económicos, soy economista, pero me atrevo a cuestionarlo con argumentos periodisticos y políticos porque honestamente no tengo que ser erudito para notar que esos argumentos son ausentes en usted.

    ResponderEliminar
  5. La idea de nombrar mediadores a Chávez y a Piedad Córdoba nunca me pareció errada aunque tampoco veía por ninguna parte su acierto. Evaluándola ahora me parece correcta: una jugada astuta que le entregaría prestigio a Chávez y Córdoba si conseguían liberar a los secuestrados con las condiciones del gobierno y dejaría a las FARC sin ese recurso de presión. Y dado que no iban a ceder, finalmente lo que ocurriría sería que se mostrarían como los amigos de las FARC y fracasarían en su tarea, con lo cual se ganaría tiempo para recuperar territorio y capturar terroristas y descansar de la presión de la prensa y los chavistas por el "intercambio humanitario".

    Lo que ocurrió finalmente habría de ocurrir de todos modos y la "embalada" verbal del tirano equivale al acto de Cortés de quemar las naves, sólo que su derrota está anunciada. Más, que, como ya ocurrió en México y Perú, el episodio termine influyendo en las elecciones españolas (ya la gente poco radicalizada ve con mucha preocupación el ascenso de esos aliados de Zapatero). Es decir, si se explota bien en términos de propaganda, lo que queda es que Chávez legitima a las FARC, insulta a un gobernante extranjero y hasta pretende influir sobre los militares de ese país. Hay muchos síntomas de que la marea antiamericana retrocede en todas partes, y las últimas noticias de Irak o lo de Anapolis refuerzan esa tendencia. De modo que al final Chávez se "quema" como buscapleitos y la gente no lo sigue: los que quieran ganar elecciones en Latinoamérica preferirán evitar que los asocien con él.

    (A riesgo de escandalizar a todo el mundo, tengo que insistir en mi tesis de que el problema colombiano es la universidad, lo que representa como depositaria de la tradición de dominio del clero y de defensa de los privilegios de los apegados a los valores hispánicos tradicionales. ¿Qué le enseñaron al economista del comentario de las 2:39 pm? Las guerrillas son sólo la sombra de esa ideología, y aunque se las derrotara completamente el país seguiría produciendo enemigos de la democracia porque bajo ésta las rentas del profesorado universitario y su cómoda mediocridad están amenazadas.)

    ResponderEliminar
  6. David, ajajajaj...
    Muestreme ese gobierno. Cualquiera votaría por él. Cordial saludo.

    ResponderEliminar
  7. Jaime, gracias por su comentario. Cordial saludo.

    ResponderEliminar
  8. que columna tan mala. Abajo Uribe paramilitar y su politica de guerra.

    ResponderEliminar
  9. El articulo es muy bueno, la intención de chaves como mediador no era la buena fe que el decía, lo que el quiere es expandir su movimiento bolivariano por el mundo y utiliza el dolor de las victimas como medio publicitario.

    En Colombia los colombianos estamos en contra de las farc, todos los uribistas están en contra de las farc y la gran mayoría de los no uribistas, incluso los de los partido de izquierda están en contra de las farc, porque las farc es una organización terrorista, sin ideales, que lo único que hacen es mentir y enriquecerse con el narcotráfico y con los secuestros extorsivos, las farc matan mujeres y niños indiscriminadamente, han hecho masacre en los pueblos mas pobre de Colombia, muchos de sus ataque van directamente hacia la población civil y tienen el descaro de llamarse ejercito del pueblo.

    A las farc no las quiere nadie incluso me atrevo a decir que la mayoría de sus integrantes están allí en contra de su voluntad, día a día desertan mas guerrilleros, que no aguantan los abusos que comete este grupo de bandidos.

    de verdad, no entiendo como Chávez y algunos venezolanos quieren darle estatus políticos a este grupo, que les hemos hecho los colombianos??, porque quieren que el grupo que mas daño le ha hecho al país sea protegido, porqué los apoyan, por favor, demuestren la hermandad que dicen tener con los colombianos, acompáñennos en la lucha contra los verdaderos enemigos de Colombia, hay que rechazar a las farc y sus discursos hipócritas de búsqueda de paz, mientras ellos son los que mas se benefician de la guerra. y a los colombianos los invito el 4 de febrero a la marcha que se hará en contra de este grupo de TERRORISTAS. que viva Colombia y recordemos que los colombianos somos más que los violentos de las farc.

    ResponderEliminar
  10. Excelente Blog Doctor Rafael Guarin , mis admiracion para usted , y sus columnas de opinion . siga asi!

    ResponderEliminar