viernes, marzo 28, 2008

EL ENTRAMADO CONTINENTAL DEL TERRORISMO

EL NUEVO HERALD / Publicado el viernes 28 de marzo del 2008
Fotografía de la marcha del 6 de marzo en Venezuela. Fuente: Agencia Bolivariana de Prensa
RAFAEL GUARIN

La muerte del guerrillero ''Raúl Reyes'' y la marcha del pasado 6 de marzo, convocada inicialmente para condenar los ''crímenes del Estado colombiano'', develaron el entramado regional de las FARC y el papel de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB).

Durante la guerra fría, a través del Partido Comunista Colombiano las FARC mantuvieron relaciones con partidos foráneos. Aprovechando el proceso de paz con el gobierno de Andrés Pastrana la guerrilla consiguió una gigantesca exposición internacional. Recorrió Europa de la mano de funcionarios y utilizó la zona desmilitarizada del Caguán para ''interesantes intercambios'' con ''dirigentes comunistas de Sur y Centroamérica y el Caribe'', en palabras de Narciso Isa Conde, uno de los presidentes de la CCB.

Poco tiempo después, en agosto de 2003, la ''Coordinadora'' nace amparada en un discurso que mezcla astutamente el pensamiento de Bolívar y el marxismo-leninismo. Estos elementos, reciclados y tergiversados con el populismo chavista, sustituyen el marco ideológico derrumbado con el muro de Berlín y fijan el propósito de combatir el ''intervencionismo, el neocolonialismo y la globalización del capitalismo''. No hay duda de que desde su fundación se concibió con el fin de articular supuestos movimientos sociales, partidos comunistas y grupos armados en la tarea de construir la ``patria grande''.

De acuerdo a los ''Círculos Caamañistas'' de República Dominicana, que expresaron ''dolor, indignación y rebeldía'' por el deceso de Reyes, la ''Coordinadora'' está ''en vía de convertirse en un gran Movimiento Continental Bolivariano''. Es la aplicación del viejo ''internacionalismo proletario'' que sirve al Partido de los Comunistas de México para ratificar ``los lazos que lo hermanan con las FARC''.

Con varios brazos armados, la CCB es germen de un partido político continental y una amenaza a la paz y a la seguridad hemisférica. En su acción la violencia es un medio indispensable para combatir el imperialismo. Por eso no es extraño que colectivos clandestinos y las propias FARC sean integrantes connotados, tampoco que los miembros de la ''Coordinadora'' realicen procesiones a los campamentos de esa guerrilla ubicados en Colombia, Venezuela o Ecuador; mucho menos que apoyen reconocerles estatus de beligerancia y rechacen el calificativo de terroristas para quienes consideran románticos ``luchadores por la paz''.

Pero algo similar ocurre en Perú. La reactivación del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) se produce con el auspicio de la CCB y coincide con la aparición de cerca de 200 ''Casas del Alba'' vinculadas con el gobierno Chávez. Más grave es que ese renacimiento se da con el apoyo de las FARC en el marco del proyecto bolivariano. Ya en 2005, el periódico El Comercio informó que la DIRCOTE (policía) detectó ''que tres miembros de las FARC impartieron instrucción y entrenamiento'' a 20 guerrilleros del MRTA y que algunos de sus mandos lo recibieron en Colombia. Alan García tiene razón en alertar sobre ``una estrategia que podría estar dirigida a fomentar un alzamiento indígena en la región''.

La ''Coordinadora'' es además cantera de nuevos ''cuadros'' guerrilleros que creen que la lucha en Colombia es la de todos los latinoamericanos contra la explotación yanqui. Esa arenga arroja a jóvenes extranjeros a la barbarie de los fusiles. Otros dan soporte en sus países a la guerra política contra el Estado colombiano: el caso del ''Núcleo Mexicano de Apoyo a las FARC''. Una de estas dos situaciones explica la presencia de los mexicanos y el ecuatoriano muertos en el campamento con Raúl Reyes. No hay que olvidar que los primeros asistieron al II Congreso de la CCB, de la cual también son presidentes alias Manuel Marulanda y Alfonso Cano. Su intervención en ese evento y su acompañamiento a la guerrilla no eran investigación social y trabajo de campo, sino activo respaldo al terrorismo fariano.

El dolor por el camarada caído hizo que las marchas del 6 de marzo evidenciaran el respaldo de la ''Coordinadora''. A pesar que el comité organizador rechazó la invitación a la movilización hecha por la guerrilla y que los medios de comunicación ampliaron la convocatoria a todas las víctimas, las FARC participaron abiertamente en varios países. En ciertos casos, se vio más una marcha a favor de los victimarios. Por ejemplo: no faltaron las pancartas con ''Viva Chávez - Vivan las FARC'' en Nueva York. En República Dominicana: ''Uribe Chacal de América - Vivan las FARC''. En Ecuador: ''Solidaridad con las FARC''. En Brasil y Chile: ''¡Comandante Raúl Reyes presente!'' y en Venezuela: ``Yo soy las FARC''.

Finalmente, junto a la financiación de campañas electorales y a la creación de medios de comunicación como TELESUR y la Agencia Bolivariana de Prensa; ésta última, bastión de propaganda terrorista, la CCB es un instrumento clave en la expansión del proyecto chavista. Probablemente, sus integrantes estarán entre los beneficiarios de más de 190 millones de dólares del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela destinados a promover durante 2008 la revolución y ampliar ``las alianzas orientadas a la conformación del bloque geopolítico regional''.

Vaya a la página inicial del blog: http://www.rafaelguarin.blogspot.com/
Vea fotos de la marcha del 6 de marzo fuera de Colombia: http://www.abpnoticias.com/boletin_temporal/contenido/cobertura/6M.html
MARCHA DEL 6 DE MARZO EN BRASIL






MARCHA DEL 6 DE MARZO EN CHILE












MARCHA DEL 6 DE MARZO EN VENEZUELA













Para ver más fotos de las marchas realizadas en otros países, vaya al siguiente link:
Vaya a la página inicial del blog: http://www.rafaelguarin.blogspot.com/

5 comentarios:

  1. La CCB es una amenaza continental, y Colombia una piedra en el zapato para su proyecto expansionista.

    Saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. no sé Rafael, me parece que sus apreciaciones aquí expuestas ya empiezan a rayar con el macartismo ... ¡todos somos guerrilleros!. ¡A revaluar eso hombre!

    ResponderEliminar
  3. No todo chavista es guerrillero (como dicen algunos, mas no el doctor Guarín), pero sin duda alguna la más conveniente y estratégica opción que tiene cualquier guerrillero en estos tiempos es ser chavista. Cuando en las décadas de 1960 y 1970 Fidel Castro dominaba la escena, era apenas obvio que la opción era ser castrocomunista. Castro apoyó la guerrilla en Colombia. Él se sentaba en la solidez del apoyo de la Unión Soviética, que le compraba el azúcar que EEUU dejó de comprarle, y le proporcionaba el aliento de la potencia nuclear y el balance de poder que dejaron los compromisos que hicieron EEUU y la URSS después de la crisis de los misiles y Bahía de Cochinos. Hoy Chávez se sienta en millones de barriles de petroleo, y a todos sus aliados en la ruta hacia un bloque regional de poder, incluídos FARC, CCB, Evo, Correa, los abriga con su fortuna y el relativo balance de poder con la Casa Blanca, producto de su papel como uno de los pistones que mueve al país del Tío Sam. Ayer fueron Castristas, hoy son Chavistas. Ayer mandaron al Ché en quijotesca aventura por los Andes, hoy mandan a los Maduros, a los Chacín y a los Tirofijos. Con todo, ayer querían generar movimientos guerrilleros autónomos, pero hoy su troskismo es más radical y su lucha la conciben mas internacional que nunca. De ahí la existencia, lo señala bien la columna, de la CCB. Es un ladrillo mas en los cimientos del futuro bloque regional de poder. Ya lo dijo Nicolás Maduro, hace poco, en entrevista con Álvaro García: "no nos cabe duda que en el futuro seremos un solo país, una confederación de repúblicas, pues somos una sola nación" Preocupantes como nada semejantes aseveraciones.

    Edgardo Perez Morales
    Estudiante de Doctorado en Historia
    Universidad de Michigan

    ResponderEliminar
  4. Que interesante su articulo. Da un punto de vista diferente al visto en el exterior sobre esta marcha.

    ResponderEliminar
  5. Qué esperaba Rafael, que los guerrillos se quedaran en el monte esperando a que los bombardearan? Pues claro que los guerrilleros se han refugiado en Venezuela, Brasil, Chile, en Europa y hasta en USA, lugares donde desconocen los vericuetos del conflicto colombiano y donde alguien puede ponerse una camiseta de las FARC sin que nadie se asombre.

    Ahora, si lo que usted busca es criticar los motivos y a los participantes de la marcha de 6 de Marzo, se equivoca de rabo a cabo por la misma razón que no hace a mi tia la uribista una paraca por el hecho de que haya paracos que marchan, votan y mandan a votar por Uribe.

    ResponderEliminar