miércoles, enero 25, 2012

LA REFORMA CONSTITUCIONAL DE LAS FARC


RAFAEL GUARÍN

El integrante del Secretariado de las Farc Iván Márquez anunció los nombres de los miembros de la fuerza pública secuestrados por la organización guerrillera FARC. Señaló, entre otras cosas, que:


“Mientras persista la confrontación el canje de prisioneros de guerra debe elevarse a norma constitucional que obligue al Estado. La liberación unilateral de estos 6 prisioneros de guerra es un hecho de paz…”




El nuevo tono, el cambio, que algunos analistas y medios de comunicación vieron a comienzo de año en los comunicados de Timochenko requiere al menos de más juicioso análisis.


Las Farc no sólo deja claro que se mantiene en las decisiones, estrategias y tácticas adoptadas desde antes de la muerte de Marulanda, sino que ratifican su voluntad de continuar en la guerra. Veamos:


1. En la declaración las Farc ratifica la táctica humanitaria, en la que está empeñada desde 1997, consistente en secuestrar miembros de la fuerza pública y presentarlos como prisioneros de guerra con el fin de obligar al Estado a un "canje de prisioneros".


2. No solamente eso, sino que las Farc retroceden en su lenguaje más de un década y vuelven a emplear la expresión "canje de prisioneros de guerra", que había sido sustituida por la de "acuerdo humanitario", lo cual refleja que quieren enviar un mensaje de radicalización.


3. El secretariado va más allá de lo que el propio Manuel Marulanda se había propuesto. En 1998 las Farc pidieron una "Ley de Canje Permanente" que estuvo a punto de ser aprobada por el Congreso de la época. Ahora, reclaman ya no un instrumento legislativo sino una reforma constitucional que obligue al Estado a realizar "canje de prisioneros" con las Farc, es decir, pretenden que constitucionalmente se legitime el secuestro de miembros de la fuerza pública y civiles, al tiempo que a los narcotraficantes, homicidas, violadores, extorsionistas y demás delincuentes que componen esa organización se les libere y se les dé el trato de miembros de un ejército y no de una organización criminal.


4. La propuesta de reforma constitucional de las Farc ratifica que están en la guerra y que tienen la voluntad de mantenerse en ella. No de otra forma se puede entender que reclamente "canje de prisioneros permanente".


5. El cinismo de las Farc se evidencia en la pretensión de que las liberaciones demuestran su voluntad de paz, al tiempo que reclama un instrumentos constitucional que les permita seguir secuestrando y atacando a la población con impunidad.


!Ahí está el cambio de tono de las Farc! !Qué ingenuidad!

2 comentarios:

  1. Rafael, el cambio de lenguaje de FARC a "prisioneros de guerra" no es una consecuente del cambio de discurso del gobierno cuando admite la existencia de un conflicto armado?

    ResponderEliminar
  2. excelente analisis dr guarin,nose hasta cuando el gobierno va a permitir el doble juego de las farc.

    ResponderEliminar