domingo, septiembre 02, 2012

ÁLVARO URIBE: Algo de mi experiencia con el Presidente Santos





Tomado de cuenta de twitter @AlvaroUribeVel



ÁLVARO URIBE VÉLEZ

Iniciado nuestro primer gobierno nunca nos incomodó la crítica del entonces periodista Juan  Manuel Santos, hoy Presidente de Colombia. Ya había transcurrido algún tiempo y su fundación Buen Gobierno convocó a un foro para abordar la pregunta ¿Será sostenible la Seguridad Democrática?, fui invitado e intervine. Algunos de los oradores expresaron que no sería sostenible, yo sostuve lo contrario y expliqué cómo estábamos pasando del círculo vicioso al círculo virtuoso. En efecto, dije que veníamos de un punto de más violencia, más pobreza, más desempleo, más desigualdad y menos inversión, y que en ese momento hacíamos el tránsito a más seguridad, más inversión, más política social, más seguridad... Manifesté mi positivo asombro por la capacidad, excepcional en el mundo, de los colombianos de reaccionar ante nuestras políticas, que se percibía en una notable recuperación económica, que a su vez garantizaba los recursos de la seguridad y la cohesión social. Regresé a la mesa después de hacer la presentación y el doctor Santos, anfitrión, me comentó "con ese discurso no lo derrotan", en referencia a la contienda electoral sobre reelección presidencial en 2006.




A los pocos días me visitó en la oficina, me ofreció apoyo e inició las gestiones que concluyeron, con Oscar Iván Zuluaga como coequipero, en la creación del  Partido  Social de Unidad Nacional.


Sucedida la victoria de 2006, me visitó nuevamente y me preguntó "¿Pre usted qué va a hacer conmigo?", sin dudar le respondí "lo nombro Ministro de Defensa para que sea Presidente".


En el debate sobre una eventual segunda reelección, repetía a los integrantes del gobierno mi desacuerdo en perpetuar al Presidente y mi preocupación por el riesgo de abandono de las políticas que venían en marcha, y que mostraban resultados bondadosos para Colombia. En febrero de 2010 repetí al doctor Santos lo mismo, y le agregué, solamente a él, que mi información era que la Corte Constitucional declararía inexequible la ley del Referendo, que él debía estar preparado para dar la batalla, que yo la daría en la improbable hipótesis del fallo aprobatorio. El doctor Santos asintió.


Conocida la sentencia negativa, la mañana siguiente, en Cali, suspendí en dos ocasiones un Consejo Comunitario para recibir al doctor Santos y al doctor Andrés Felipe Arias. Mi afán de defender la continuación de las políticas me llevaba a pensar en ellos como continuadores exitosos. Aunque soy de expresiones directas, los medios de comunicación publicaron que había sido un guiño para ambos.


Hice más fuerza, sentí más angustia, por la elección del doctor Santos que por las mías. Si bien los problemas del país no estaban resueltos, nuestras políticas iban por buen camino, y miles de colombianos, al sufragar por el doctor Santos, lo hicieron con cabal conciencia de apoyar esas políticas que él se había comprometido a mantener y avanzar. Muchos colombianos identificaron la gallina Doña Rumbo y los tres huevitos (seguridad, confianza de inversión y cohesión social), a los que aludía en mis diarios coloquios radiales, como una invocación en favor del doctor Santos. Mi voto por su candidatura presidencial no fue el primero por su persona, como senador, años antes, apoyé su designatura.


Ahora me angustia que un país que estaba energizado por el optimismo de la seguridad, impulsado por la inversión y resuelto por la cohesión social, entre en el congelador de la incertidumbre de pensar, a mañana, medio día y noche, ¿qué pasará en las negociaciones con el terrorismo?, y en qué terminará el albur reconocido por el Presidente que hace pocos días dijo "y si me suena la flauta!"


Colombia, aun con dificultades, merece certeza. No es justo que se le someta al azar antecedido por dos años de debilitamiento de la seguridad, de asesinatos de niños, de soldados, de policías y de ciudadanos en general, como ocurrió, hace apenas días, en el Meta. 


El discurso de la paz no puede ser la excusa del incumplimiento del deber de dar seguridad a los ciudadanos.

8 comentarios:

  1. Presidente Uribe, todos los colombianos vimos y fuimos testigos del cambio en seguridad, progreso, salud para los menos favorecidos y otros muchos beneficios que en los 8 años de su Gobierno se sucedieron; pero ha nadie puede sorprender la actitud falta de leatad que siempre ha caracterizado al Presidente Santos, siempre ha sido su premisa: primero yo segundo yo...
    Usted dio ha conocer a la opinion publica los contactos secretos en Cuba, luego el canal de tv de Chavez confirma lo q usted ha dicho hace semanas y entonces Santos decide comunicar un refrito pero con unas frases celebres:
    Vamos ha aprender del pasado, error " no cometeremos los errores del pasado.
    El uno objetivo es conseguir la paz, ok en un proceso de paz cual otro podria ser el objetivo.
    Presidente Uribe es importante lograr corregir el error cometido por usted al dejar en manos de Santos nuestro pais, no va ha ser facil pero estaremos a su lado para intentarlo

    ResponderEliminar
  2. Presidente Uribe (usted se gano ser presidente honorario de todos los Colombianos) debemos organizarnos y resistirnos a que las políticas de Santos no lleven de nuevo al retroceso y al atraso. Presidente Uribe le propongo que organicemos marchas cívicas por toda Colombia donde le exijamos a Santos que no podrá negociar más que la desmovilización y la entrega de las armas por parte del terrorismo. No aceptaremos un Estado hibrido que saldría de la negociación del Gobierno mentiroso manipulador y traidor Santos y los terroristas.

    ResponderEliminar
  3. No podemos creer en alguien que esta realizando acercamientos con la guerrilla a nuestra espalda, donde esta la honestidad con nosotros los Colombianos.

    ResponderEliminar
  4. Ojala existiera una ley donde uno pudiera retirar el voto dado a un candidato con base en una promesa electoral y luego q uno siente la traicion, la falta de lealtad y la poca coerencia con lo prometido poder retirarlo y si el volumen de votos retirados fuera alto, diera pie a una nueva eleccion

    ResponderEliminar
  5. Jalabolas de Uribe hablan de la guerrilla y en donde dejan a los paramilitares. Ustedes son tan narcotraficantes. Como ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mijo! No se ha fijado que están en cárceles en USA y en COL?

      Eliminar
  6. Sii, nos equivocamos al votar por Santos, su forma de gobernar al País nos ha dejado con la boca abierta un montón de veces, jamás nos imaginamos que él tomara decisiones como las que está tomando, eso pudimos haberlo esperado de Mockus, de Nohemí o de cualquier otro de los aspirantes, pero de Santos, jamás. Ahora pdte Uribe solo nos queda enmendar el error, usted como líder de esos 9 millones de colombianos que votamos por Santos, debe orientarnos para saber que camino tomamos para no volver a hundir nuestro País en el estado anarquista que ya estamos viviendo

    ResponderEliminar
  7. el sr uribe lo que pretendia era que el sr santos,le ayudara a encubrir todas las atrocidades que se llevaron a cabo en el gobierno anterior,menos mal el sr santos prefirio tomar distancia,de semejante nido de viboras y tomar un rumbo diferente,la paz se nescesita para seguir avanzando como sociedad.

    ResponderEliminar