jueves, febrero 07, 2008

OPORTUNISMO O ESTUPIDEZ DEL PARTIDO DE LA U

Así como se rechazó la actitud comprensiva frente al terrorismo del Polo Democrático Alternativo y de sectores del Partido Liberal, del mismo modo los ciudadanos debemos repudiar que se pretenda vincular la marcha del 4F con la propuesta de reelección presidencial hecha por el Partido de la U.
-
El planteamiento tiene un innegable sabor oportunista, a menos que se trate de una muestra de incomensurable estúpidez.
-
Pareciera que se quiere cabalgar sobre una manifestación ciudadana que no tuvo color político y en la que participaron amigos y opositores del gobierno. Nunca fue un plebiscito a favor del presidente Álvaro Uribe, aunque si un apoyo a una política gubernamental basada en la firmeza y en la aplicación de la Constitución y la ley.
-
La sugerencia hecha por la U concede argumentos a quienes, con sofismas de distracción y desde una actitud de justificación del crimen y de la acción armada, se negaron a decir NO MÁS FARC. También a los sectores políticos y a las propias FARC que están empeñadas en el fracaso del camino de resistencia civil y rebeldía contra el terrorismo que se inció el 4 de febrero.
-
¡Grave error!

2 comentarios:

  1. Rafael, lo que pasa es que la reelección de Uribe parece asegurar la propia reelección de esos políticos. El problema no está en ese partido, sino en el presidente, que debería oponerse a todo lo que hacen. Si no se opone es obvio que lo está consintiendo, pero ése es el camino de falseamiento de la democracia, cuando en lugar de un régimen de partidos y debate electoral hay un caudillo tropical que explota los medios de comunicación y siempre gana porque en definitiva se crea una máquina clientelar que lo respalda.

    En todo caso la gente que salió a marchar fue la misma que vota por Uribe; los votantes del PDA ciertamente no salieron, ni en realidad tampoco los del liberalismo. Y aunque así fuera, el nexo entre la marcha y la propuesta de la U no es forzoso. Sencillamente la marcha coincide con un momento de altísima popularidad de Uribe, de fervor nacionalista y demás, ellos aprovechan para ir por su negocio.

    Si llegara a materializarse la reelección habría que promover un NO en el referendo y después apoyar a otro candidato que esté comprometido con la seguridad democrática y el rechazo a Chávez y a sus socios en Colombia. Puede que en una segunda vuelta, ante la amenaza de ascenso del PDA, hubiera que apoyar en todo caso a Uribe, pero sería un desastre de todos modos, la situación en que los chavistas se pueden preparar para gobernar en 2014.

    ResponderEliminar
  2. Al del Partido de la “U”, además de inoportuna su propuesta, socaba la gobernabilidad. Y agregaría algo más, como dice el refrán: ¡Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces!

    ResponderEliminar