miércoles, abril 25, 2012

LA REVOLUCIÓN EN MARCHA



Por:Cesar  Castaño*



Con los acontecimientos de los últimos días, queda claro que el modelo de guerrapopular prolongada en Colombia está más vivo que nunca, no en vano Marulandalogró sostenerlo por más de medio siglo.


Martes, 24 de Abril de 2012


Siguiendoel esquema de guerra prolongada, las Farc adoptaron la estrategiarevolucionaria de Lenin, Mao y del general vietnamita  Vo Nguyen Giap, unatrilogía que combina, lo político y lo militar, con especial énfasis en loprimero. La guerrilla entiende que se requiere una integración en esosdos campos para el logro de la insurrección.



De acuerdo con Lenin,las Farc saben que "es el Partido el encargado de dirigir el procesoinsurreccional". De Mao, hicieron suya la necesidad de movilizar las masaspolíticamente y lograr dar entidad a ‘la nación en armas’. De Giap reconocen lanecesidad táctica de conformar el Ejército del Pueblo, que en palabras delestratega: “es el instrumento de Partido y del estado revolucionario para larealización, bajo la forma armada, de las tareas de la revolución”.

Esta combinación hapermitido que la guerra se perpetúe, pues en una equivocada estrategia que poraños plantearon distintos gobiernos, se pretendió únicamente avanzar en elcampo militar y tratar de obtener una victoria en el corto plazo, mientras laguerrilla se dedicó a no perderla  - aun recibiendo fuertes golpes - conel objeto de desgastar a su adversario en el largo plazo (ver “Una guerra dedesgaste” en Semana.com http://alturl.com/xo8v)

Loparadójico es que las Fuerzas Militares han ganado muchas batallas, pero laguerra puede perderla el Estado por una tardía comprensión de la misma. Hastahace muy poco se empezó a reconocer una realidad que era evidente, una frente ala cual el establecimiento fue esquivo por años: la lucha de las Farc es por elpoder político y la combinación de todas sus formas, la estrategia. 

El intelectual yactivista político italiano Antonio Gramsci, (1891-1937), de quiendebe hacerse una cuidadosa lectura para comprender fenómenos como el de la“Marcha patriótica”, plantea que la estrategia revolucionaria requiere laconstrucción de un bloque histórico, en donde los intelectuales orgánicos,respondan a los intereses colectivos, dirijan el proceso y el bloquerecién constituido, con el fin de obtener la dirección de la sociedad.

Esto loexplica Ginneth Narváez, magíster en historia, quien enuna  ponencia presentada en el “VI Seminario Internacional AntonioGramsci”, llevado a cabo en el Congreso de la República, en octubrede 2011, afirmó: “Hasta hoy, las Farc-Ep, bajo su forma federada, no hanlogrado consolidarse como bloque, desde una lógica gramsciana, en la medida quehan mantenido una distancia con las luchas de las organizaciones populares y delos movimientos sociales. Se han distanciado de las pretensiones y demandas dealgunos sectores de la sociedad colombiana y esto ha devenido en unaimposibilidad de lograr el consenso que se requiere, para lograr un respaldo asu plataforma política y así mismo, que esta plataforma se traduzca en hechos”.

 Concluyeentonces la investigadora: “Sería contradictorio que ellas - las Farc -agenciaran un proceso contra-hegemónico, basado en la fuerza de las armas. Serequeriría para lograrlo un proceso de dirección política, moral e intelectualagenciado por los intelectuales orgánicos que guíen el proceso revolucionario”.

De igual manera IsaacLópez, miembro de la comisión política de la Marcha Patriótica, recoge elpensamiento gramnsciano cuando afirma “estamos haciendo un llamado paraconstruir un bloque histórico que se oponga al bloque hegemónico de poder imperanteen este momento en el país”.  La idea es conformar un movimientocomo espacio de confluencia de muchos sectores.

Así mismo Lópezreconoce el carácter bolivariano de la Marcha, cuando confirma suinfluencia: “La idea es recoger ese proyecto de país propuesto por elLibertador Simón Bolívar, un proyecto que hasta el momento en varios países deAmérica Latina no se ha podido desarrollar completamente, es un proyectotruncado. Es un proyecto con reivindicaciones y objetivos que aún no estánterminados” (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=148196)

Como van las cosas, elSecretariado de las Farc verá fortalecida su estrategia contando ahora con unpoderoso aliado, un movimiento político que desde la legalidad socializará suspropuestas.  Pese al nuevo espacio, Timochenko y su clan saben que elpoder nace del fusil y que lo expuesto por Mao en su libro “Problemas de laguerra y la estrategia”, es la premisa fundamental de la lucha que adelantan:“Nuestro principio es: el Partido manda al fusil, y jamás permitiremos que elfusil mande al Partido. Pero también es cierto que, teniendo fusiles, podremoscrear organizaciones del Partido”.  Esta lógica seguirá perdurando enlas Farc, pues los colombianos tienen claro que las guerrillas no entregaránsus armas y continuarán empleando todo tipo de acciones criminales, aun enmedio de acercamientos o diálogos. 

El escenario está servido: diálogos epistolares, pronunciamientospermanentes de la guerrilla,  una silenciosa agenda de paz y laconformación de un movimiento político de izquierda radical. Ahora vendrá, muyseguramente, un trabajo intenso de conciencia ideológica, organizaciónpolítica y de masas del nuevo proyecto, pues esa es la base fundamentaldel proceso revolucionario. Quizá el mecanismo de presión más empleado será laprotesta, pues al fin y al cabo ese derecho es una de las caras de lalibertad política en un sistema democrático. 

Lo cierto es que todolo dispuesto en el documento “El pueblo no puede seguir disperso”, emanado porlas Farc en el Pleno de 2000, se está cumpliendo. El Movimiento Bolivariano yel Partido Comunista Colombiano Clandestino (PC3) han hecho la tareapacientemente, la urdimbre está lista y la revolución seguirá su marcha. 

 * ColumnistaSemana.com

4 comentarios:

  1. Quien escribió esto, no lo conozco, tiene claridad conceptual. Los seminarios sobre Gramnsci como tantos otros espacios académicos, respetables todos, han preparado el terreno. Como dicen en uno de sus jingles en los videos farianos "Alerta que camina la espada de bolívar"

    ResponderEliminar
  2. No, pero este análisis si deja mucho que desear. Parece un discurso generado desde la teoría de la conspiración.

    ResponderEliminar
  3. Los colombianos del común nunca sabemos de estos temas. No se nos explica la guerra en profundidad y tenemos ese derechos. Aquí las verdades las construyen RCN, CARACOL, SEMANA y otros medios masivos, pero desconocemos en realidad para dónde va esto. A uno le suena como a una teoría de la conspiración, pero todo está articulado y preparado para esa silenciosa toma del poder.

    ResponderEliminar
  4. De lo leído sobre la marcha patriótica este columnista es el más acertado. Por aquí es la cosa, la combinación de las formas de lucha y la guerra popular prolongada, son la clave de todo el entuerto. Habrá que esperar si las Farc tienen voluntad política pero lo peor, esperar en medio de muertes y asesinatos como el del bebecito en Rionegro en el Caquetá, o el niño que asesinaron de un bombazo en Arauca.

    ResponderEliminar